julio 23, 2010

¿Para ti que es justicia?


"Nunca lleves tus mejores pantalones cuando salgas a luchar por la paz y la libertad."

Henrik Ibsen

"Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario."

Ernesto Che Guevara







En épocas prehispánicas, se practicaba en un terreno de la antigua calle de flamencos -hoy Pino Suarez- la ceremonia religiosa conocida como el “volador”, muchos años después en 1935, por instrucciones del presidente Lázaro Cárdenas, el arquitecto Antonio Muñoz García edificaría, precisamente en ese solar, el edificio que pomposamente conocemos como “La Suprema Corte de Justicia” -esa misma que tantas indignaciones y desolaciones ha recetado a la población mexicana-.

Recinto que aloja a los siniestros ministros de la corte, que por estos días gozan de inmerecidas vacaciones, con modesto bono de $57,600 dólares, que les fue concedido por apenas seis meses de labor, independiente a sus $27,000 dólares mensuales, más percepciones “ordinarias”. Conforman sus obscenos salarios. 

Como bien sabemos la impartición de la llamada Justicia, deja mucho que desear, sin embargo visitar el edificio de la Suprema Corte, permite un paliativo a las vergonzantes resoluciones, de tan deplorable institución. La experiencia resulta por demás sarcástica, pues inmediatamente te topas, con murales de acida critica al sistema de justicia mexicano. En la llamada "Sala de Pasos Perdidos", se encuentra el fresco de José Clemente Orozco. Aquel en que aparecen dos justicias, una real divirtiéndose con los malandrines y otra ideal, inalcanzable, ajena en su trono –sin duda mi favorito-.



Igual puedes disfrutar de la más reciente, obra del maestro Rafael Cauduro. Frescos que te dejan una enorme sensación de angustia y zozobra, por el brutal realismo con que el autor, creó sus murales, ubicados en el piso superior, la escalinata y sótano.
 
Originalmente la suprema corte, le habría sugerido abordara “la historia de la justicia en México” pero Cauduro reviro y les planteó afrontar la justicia desde:
“la perspectiva de sus limitaciones, fallas, omisiones y problemas no resueltos. Es decir, de todo aquello que nos hace seguir buscándola y exigiéndola” De esta manera cuajó la obra titulada: "Los siete crímenes mayores" Tortura, burocratismo, violación, secuestro, represión, encarcelamiento injusto y homicidio.


Levantar la voz a favor de la justicia, es una lucha colectiva, que no podemos seguir postergando, por lo que vaya desde este pequeño espacio, mi admiración y fraterna solidaridad a Patricia Duarte, madre de uno de los 49 niños, que murieron en el incendio de la guardería ABC, a más de un año del impune suceso.

El video, donde increpa al inquilino de los pinos, mientras este, imperturbable no atina a responder, es una muestra más, del cinismo y valemadrismo que caracteriza al nefasto personaje. 
Las imágenes dieron la vuelta al mundo, sin embargo no está de más colgarlas aquí también. 

Y valga la reiterada pregunta de Patricia, como titulo de esta entrada.


  video
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boogie sabía que podía contar contigo; ¡adelante!